Proteccion de menores en Internet

La mitad de los menores son ‘huérfanos digitales’ sin tutela en internet

España. Las redes sociales se han introducido de lleno en la rutina de los jóvenes malagueños. El 92% ya tienen un perfil en las redes, contando con que la edad media de incorporación es a partir de los diez años, según los datos derivados de un estudio presentado en el Ayuntamiento en el que a través de encuestas han participado cerca de 900 jóvenes de entre 12 y 18 años de nueve centros escolares de la ciudad. El proyecto se enmarca dentro de la iniciativa Educandotec, desde la que se ha analizado la penetración de las redes sociales entre los más jóvenes para conocer así el perfil del estudiante malagueño en internet. Asimismo, tres cuartas partes de los jóvenes consultados observaron la necesidad de mejorar su protección fundamentalmente frente a tres prácticas como son el robo del perfil personal facilitando la posibilidad de que puedan usarlo en contra de su propietario, el uso de fotografías personales en redes con algún fin sexual o el uso de falsa identidad por parte de personas que se agregan al perfil. Por esta razón, Mariví Romero, concejala y coordinadora del Plan Municipal para el Gobierno Abierto, animó a los padres a que no le den la espalda a las redes sociales y resaltó que hay que seguir trabajando para conseguir un uso responsable y adecuado de estas: “Aunque por un lado se han dado ciertas alarmas en el abuso de estas herramientas, no se trata de demonizar las redes sociales, sino de explicar cuáles son las potencialidades de estas redes y el uso de internet en muchos campos como el educativo, el ocio y la comunicación”.

La red social más extendida es Tuenti (90%), seguida de Facebook con un 52%. La mayoría de los escolares se conectan diariamente a estas redes, pero solo el 50% tiene unas normas que seguir en casa sobre horario de acceso, número de veces y permiso o no para acceder a redes sociales. Además, muchos de estos padres desconocen que sus hijos hagan uso de estas herramientas y ni siquiera saben cómo funcionan, lo que Rocío García, consejera delegada de Sercoda y autora del trabajo denomina “huérfanos digitales”. El problema comienza a la hora de incorporar demasiada información al perfil de la red, en el que aún muchos de los jóvenes escriben su nombre completo, dirección, teléfono y fotos personales: “Venden completamente su privacidad y en cambio no tienen un control parental adecuado”, señaló García. Y aunque el 80% mantiene un perfil privado para que solo puedan verlo sus amigos, más del 60% de los encuestados cuenta con más de 100 seguidores en la red.

Fuente: malagahoy.es {jcomments on}